Protector de telas Scotchgard

De un derrame en el laboratorio al protector de telas Scotchgard scotchgard-protector-ice-cream-small-74744 (1)

El curso de la innovación se ve a menudo estimulado por acontecimientos casuales. 3M tiene la capacidad de encausar ese acontecimiento hasta completar un desarrollo exitoso.

La tecnología fluoroquímica interviene en un amplio conjunto de productos y procesos actuales de 3M, pero en algún momento su potencial era realmente incierto para los científicos de la compañía.

A Patsy Sherman, una joven investigadora química que ingresó a 3M en 1952 se le asignó un proyecto para desarrollar un material de goma que resistiera el deterioro producido por los combustibles de los aviones con motor de chorro. Como suele suceder, Sherman no pudo resolver el problema que le había planteado, pero descubrió en su lugar, toda una nueva manera de poner en uso los compuestos fluoroquímicos.

Todo empezó por la gran atención que prestó Patsy a un accidente trivial; un ayudante de su laboratorio derramó unas gotas de un compuesto experimental en sus zapatillas y se quejó cuando no pudo limpiar con jabón, scotchgard-protector-cocktail-small-88478alcohol ni otros disolventes. Sherman quedó fascinada por la flexibilidad del compuesto experimental y con la ayuda de un compañero químico de 3M Sam Smith, empezó a concebir la idea de desarrollar un polímero fluoroquímico que pudiera realmente repeler el aceite y el agua de los tejidos. Se pusieron a trabajar tanto para aumentar la repelencia al líquido del compuesto experimental como para disminuir su costo. En 1956, como producto del trabajo conjunto entre Sherman y Smith, surgió el protector de telas Scotchgard que dio origen a una amplia línea de productos.

El descubrimiento de Scotchgard surgió literalmente de un accidente, esto llevo a muchos a observar que 3M tenía una especial habilidad para “tropezarse con nuevos productos”. Richard Carlton, un reconocido científico de la compañía respondía sabiamente “No puedes tropezar si no estás en movimiento”.

Responder